700 CAMISETAS CONTRA LA LEUCEMIA. UNA EN POSITIVO

Golpear: 347

Aquel día 9 de noviembre del año 2001 lo recordaré toda mi vida; sentados mi padre y yo frente a la Dra. Poderós, sus palabras cambiaron muchas cosas de allí en adelante… “su hijo tiene una leucemia linfoblástica aguda”. Con 34 años, mi hermano Fran (y nosotros con él), comenzábamos la batalla contra el cáncer. Ni Lorena (mi otra hermana) ni yo, éramos compatibles con su médula…

Irina, su hija, contaba de aquella con apenas 2 añitos de edad y su crecimiento se vio marcado por largas estancias de su padre en un hospital y una “pupa” de la cual prometía que se iba a recuperar.

Lo cierto es que ni dos autotrasplantes, que le ayudaron a coger un respiro durante apenas unos meses, ni un posible donante alemán compatible a un 98% (aunque no apto ni para su leucemia ni para su salud) sirvieron para que Fran venciese al enemigo “desde el lado oscuro de la fuerza”, como tantas veces repetía… y así, el 24 de abril del año 2005, el cáncer pudo con él.

Yo me llamo David, hermano pequeño de Fran, licenciado en INEF gracias a su insistencia puesto que era la carrera que a él siempre le hubiese gustado hacer. Mi hermano era un enamorado de los deportes, socio de su Celta del alma desde hacía 20 años y ciclista amateur desde siempre. Sus paréntesis dentro de la enfermedad los utilizaba para poner fuertes aquellas piernas y aquel corazón con su bienquerida bicicleta.

En el mes de septiembre del año 2004, a su regreso de Madrid, ya descartado el trasplante de médula ósea del donante alemán y habiéndose rechazado su segundo autotrasplante… Fran se tendría que someter a un tratamiento paliativo y experimental para mitigar el deterioro producido por su leucemia.

Anteriormente yo utilizaba mi afición por el “running” para fabricar camisetas y lucirlas en las carreras con el lema de “Dona médula, dona vida”, pero fue en ese mes de septiembre cuando ambos empezamos a concienciar con pequeñas acciones sobre la necesidad de que apareciesen nuevos registros de donantes de médula ósea no emparentados. Fuimos a la TV local, prensa, radio… y todo porque no quería ver en un hospital a ningún niño con leucemia (de aquella, Irina ya tenía 6 años).

“700

Pero la realidad es que aquella lucha ya no era para él y sin embrago, la posibilidad de ayudar a los demás, le permitió disfrutar un poquito más de aquella vida con fecha de caducidad.

La vida de Fran se esfumó entre mis manos una madrugada que guardaré siempre conmigo; en la cual decidí retomar su lucha y gritar para que se conociese un poco más de otro tipo de donación en VIDA…. la donación de Médula Ósea.

Después de varias acciones puntuales y por supuesto utilizando el movimiento como iniciativa, en el año 2009 y de camino al trabajo, se me ocurre que puedo hacer algo “grande” por los que esperan pacientes su donante compatible.

Decidí recorrer Galicia corriendo y uniendo los 7 Hospitales en los que se formalizan los registros de donantes de Médula Ósea en esta comunidad. Serían 500km en 10 etapas consecutivas y entregando 100 camisetas en cada uno esos hospitales (700 en total) destinadas a los próximos 700 registros de donantes… 700 oportunidades de VIDA!!!!!!!!!

Y así fue, que después de varias llamadas a “runneros” tachándome de loco (solo pensaban en maratones y no en vidas), topé con mi gran amigo Santi Pérez, atleta olímpico en la disciplina de 50km marcha (actual seleccionador nacional de marcha). Él fue mi psicólogo, mi nutricionista, mi asesor, mi luz en aquel camino con tantas incógnitas…

El día 12 de junio del año 2009 (coincidiendo con el que sería el 42º cumpleaños de Fran) empezaba a “gritar” por Galicia adelante. Empezaba una aventura de Vida, cogía forma “700 CAMISETAS CONTRA LA LEUCEMIA”; apoyado por un vehículo de avituallamiento con mis padres, conseguimos entregar esa esperanza de vida en cada uno de los hospitales. Las redes sociales todavía estaban “en pañales”, el país en plena crisis y la ilusión desbordada, ya que se cumplía uno de los sueños de mi hermano. Se creó una página de Facebook que en aquel momento tenía ya 1.200 seguidores (a día de hoy más de 17.000) y se empezaron a atravesar fronteras.

“700

Los meses siguientes fueron una montaña rusa de sensaciones; se alternaban las felicitaciones por la iniciativa con enfermos que estaban… y ya no estaban. Caí en una pequeña depresión y tuve que buscar ayuda para continuar con el proyecto. Ahí apareció Adriana María Ayala Carimi, argentina de nacimiento, buena de corazón y doblemente trasplantada. Ella administró la página durante unos meses y movió conciencias en su país y en los países de Sudamérica, recibió varios premios por su tesón y su lucha y hoy es “mi hermana en la causa”.

En el año 2010 cogí fuerzas para repetir aquella primera etapa que me llevara de Vigo a Pontevedra, lo hice ya con varios seguidores de “700” y se denominó “1ª Marcha Solidaria 700 Camisetas contra la Leucemia”… desde ese año no hemos dejado de “gritar”, de luchar, de salvar vidas (porque soy consciente que más de una vida hemos salvado).

“700

El año pasado subimos un peldaño más y creamos la “Asociación FRANGIL contra la leucemia”; un homenaje al mentor de este movimiento y que nos enorgullece como personas y como seres humanos. La asociación nos permite amparar este proyecto y presentarlo a instituciones y a quien quiera apoyarnos, porque gritar está muy bien, pero todo tiene un coste y un valor y no solo en lo económico.

Y para asentar nuestra información, este año hemos creado nuestra página web, que da color y forma a “700” y permite saber lo fundamental sobre la donación de médula ósea para aquel que quiera seguir siendo solidario con el que más lo necesita

Hace apenas unos días tuvo lugar la 9ª edición con más de 700 participantes entre corredores, caminantes y Discamino (personas con problemas de movilidad que se desplazan en vehículos adaptados con guías y personal voluntario)… Lo más importante es que seguimos aquí, informando, apoyando, creando vínculos de vida, ilusionados con la 10ª y transmitiendo UNA EN POSITIVO para el paciente que espera MEJOR VIDA.

Y recordad… +Suman, Suman+

“700

Porque el mensaje de Fran ha trascendido a la muerte para dar y regalar vidas; porque lo que un día fue un pensamiento para unir a través del movimiento, ha calado alén de nuestras fronteras y ha servido para que muchas más personas hayan captado nuestro mensaje y que otras muchas hayan recibido nuestra GENEROSIDAD Y SOLIDARIDAD.

Gracias a todas esas personas que un día creyeron que podían ser mejores en este MUNDO y que han sabido regalar en VIDA EN VIDA.


Autor: David Gil

FacebookYoutubeWeb


comentarios

Deje su comentario