DE PROFESIÓN, JUNTALETRAS

Golpear: 368

La palabra para definir a lo que me dedico se la escuchaba todos los días a Adela, una atrezzista de 7 Vidas, que cada vez que nos veía a los guionistas por el plató a la hora del almuerzo, decía: “Ya vienen los juntaletras a por el bocadillo”. Y es que así somos los guionistas, tenemos buen olfato para las buenas historias pero, sobre todo, para la comida gratis. Siempre me gustó esa definición para explicar mi profesión. Junto letras, a veces con sentido, a veces sin. Pero reconozco que muchas veces surgen dudas sobre lo que realmente hace un guionista. Y voy a intentar explicar nuestro trabajo respondiendo a las preguntas más frecuentes que me hace la gente cuando descubren que soy un juntaletras.

Lo primero que me suelen preguntar es: “¿Cómo se os ocurren a los guionistas las cosas que escribís?”. Aquí entran en juego las famosas musas, esos seres de fantasía que inspiran a los creadores. Como decía Picasso: “No creo en las musas, pero si llegan que me pillen trabajando”. Y es que ésa es la única forma que conozco para que se te ocurran cosas, trabajar, trabajar y trabajar. Documentarte, leer, ver cómo lo han hecho otros, consumir cine, consumir series, a veces copiar (nosotros no lo llamamos plagio, lo llamamos homenaje), escribir, reescribir y cuando piensas que ya está, volver a reescribir. De verdad que, alguna vez, he esperado sentado frente al ordenador a que las musas llegasen y escribiesen mi guion pero, hasta la fecha, aún no ha ocurrido.

“Gato

Otra pregunta recurrente es: “¿Pero escribes todo lo que dicen los actores?”. Ésta pregunta suele ir seguida de un comentario del tipo: “Tú les das a los actores unas notas así generales y luego ellos se lo inventan, ¿verdad?”. Pues siento decir que no. Escribimos todo lo que dicen. Y no sólo lo que dicen, también lo que hacen y cómo lo hacen. Nos documentamos, pensamos la historia que vamos a contar, construimos los personajes para contar esa historia (normalmente basándonos en gente que conocemos, así que cuidado con lo que le contáis a un guionista), pensamos las escenas, las ordenamos para que quede chulo y se entienda bien y luego escribimos los diálogos. Lo que hace que escribir un guion de una película nos lleve entre seis meses y un año.

“Itinerario

Una pregunta que me encanta, sobre todo si te preguntan por una serie, es ésta: “Cada guionista escribe a un personaje, ¿verdad?”. Pues también es una leyenda. Imagínate que el guionista que escribe a, por ejemplo, Antonio Alcántara en “Cuéntame” está de baja. ¿Qué haces entonces? ¿Le quitas de todos los capítulos hasta que el guionista vuelva? El guionista escribe el guion entero, lo cuál hace que nos metamos en la cabeza de cada personaje con la esquizofrenia que eso conlleva.

Y por último, la pregunta que más me desconcierta de todas: “Dedicándote a esto debes ligar un montón, ¿no?”. En realidad la pregunta suele ser más soez, más del tipo: “Dedicándote a esto te debes hinchar a foll…”. Pero no la voy a reproducir aquí, por si alguien lee esto en horario infantil. Hay una anécdota que me ocurrió en un rodaje que resume esto. Estábamos en el set rodando una película protagonizada por un cómico, digamos… del montón. Una de las chicas del equipo, viéndole por el monitor, dijo: “A mí no me parece atractivo porque sea muy guapo, me parece atractivo por las cosas tan graciosas que dice”. A lo que yo respondí: “Ya, pero esas cosas tan graciosas que dice las escribo yo”. Os podéis imaginar cómo acabó la historia, efectivamente no me ligué a la chica. Y es que o yo soy cero atractivo o eso de que ligamos mucho es también un mito. De hecho comparto casa con dos gatos, R2D2 y Han Solo (sí, los guionistas también le ponemos a nuestras mascotas nombres de personajes de películas que nos gustan) y cuando Eli Pinedo me pidió que escribiera algo para el blog de London 717 le dije que sin problema, que no tenía ningún otro plan, en una clara muestra de que, como me hincho a ligar, no me queda tiempo para otras cosas…

“David

Autor: David Sánchez Olivas, guionista

Instagram / Twitter


comentarios

Deje su comentario